Sobre la Computación en la Nube

Una de las tendencias emergentes que se observan en este momento y que marcarán el campo de las tecnologías de la información y comunicación en los próximos años, es lo que ha venido a denominarse Cloud Computing o computación en la nube.

La computación en la nube puede considerarse un nuevo modelo que está en proceso de evolución; desde los mainframes, grandes y costosos que se utilizaban de forma central en los años 60 hasta la personalización y descentralización en los años 80, gracias a la masificación de los ordenadores personales y su penetración en el público general. Luego, en los años 90 se implantó el modelo cliente-servidor, el cual comparte similitudes con ambos modelos. En los inicios del siglo XXI, Internet se convierte en un elemento clave, aunque el modelo cliente-servidor sigue vigente. Se considera que la computación en la nube data del año 2005, gracias a las nuevas tecnologías e infraestructuras, la inteligencia y los servicios empiezan a estar en la nube de Internet.

La computación en la nube, cuya importancia creciente es indiscutible en nuestra sociedad, especialmente en el entorno empresarial, permite que las empresas puedan crecer rápidamente sin necesidad de añadir equipamiento tecnológico, software ni personal añadido.

En este informe se analizará el concepto de computación en la nube, y sus consecuencias en la implantación en las empresas; así como las implicaciones que tendrá o esta teniendo este nuevo modelo para los profesionales de TI. Además, se hablará de las controversias que esta generando este paradigma, sus implicaciones en la seguridad de los datos, privacidad de la información y perdida del control que alegan sus detractores.

COMPUTACIÓN EN LA NUBE
La computación en la nube consiste en la convergencia y evolución de varios conceptos relacionados con las tecnologías de la información, como son la virtualización, el diseño de aplicaciones distribuidas o el diseño de redes, que finalmente permiten que las empresas puedan desplegar rápidamente aplicaciones informáticas sobre sistemas que adaptan sus recursos eficientemente en función del ciclo de vida natural del negocio, con los consiguientes ahorros de costes y mejoras en la productividad. Sin embargo, pese a que la computación en la nube pueda parecer a primera vista un concepto totalmente innovador y recién aterrizado en nuestra sociedad ciertas variantes de aplicaciones de la computación en la nube se encuentran ampliamente extendidas desde hace varios años, como es el caso del correo electrónico o Webmail.

La computación en la nube puede considerarse como un nuevo paradigma que permite a los usuarios utilizar una infraestructura a través de la red, como un servicio proporcionado por un proveedor. Estos recursos (hardware y software) son escalables, logrando crecer en relación a la demanda y pudiendo utilizarse en cualquier parte.

Los servicios ofrecidos pueden ser de muy distinto tipo, la computación en la nube permite “alquilar” infraestructura de hardware en la red (IaaS, Infraestructura como Servicio), utilizar plataformas colaborativas y herramientas de desarrollo disponibles en la nube (PaaS, Plataforma como Servicio) o directamente consumir aplicaciones de software ofrecidas por el proveedor de servicios o pertenecientes a la propia empresa que permitirán mejorar su organización interna u ofrecer servicios en linea avanzados a sus clientes (SaaS, Software como Servicio).

Lo realmente innovador, de la computación en la nube, es el cambio de mentalidad que se está produciendo para que la tecnología sea usada por los consumidores, preocupándose sólo de lo que puede hacer con ella, no por cómo implementarla. De la misma forma que las empresas eléctricas venden energía y los operadores de telefonía voz, los servicios tecnológicos (ya sean de almacenamiento, capacidad de procesamiento o aplicaciones de software) empieza a ser suministrada bajo un contrato de servicio.

Sin embargo, como toda tecnología que se encuentra en sus inicios, la computación en la nube no está exenta de controversias; la falta de acuerdos de nivel de servicio (SLA), la responsabilidad del almacenamiento de datos y su control en manos de proveedores externos, nuevos retos de seguridad derivados del cumplimiento normativo en determinados sectores productivos, etc.

En cualquier caso, la adopción de servicios tecnológicos en la nube implica cambios significativos que afectan al modelo de negocio de las empresas clientes. Cada empresa es un caso y por ello, antes de contratar debería llevar a cabo un profundo análisis previo de sus necesidades que le permitiera las mejores conclusiones para su propio negocio.

La computación en la nube para las Empresas.
Para las empresas la computación en la nube implica, como se ha dicho anteriormente, un cambio en la manera de hacer las cosas, probablemente un cambio en los procesos y responsabilidades del personal, principalmente de los profesionales encargados del departamento de tecnología. Es por esto que para que una empresa inicie su camino hacia la nube, bien sea de sus servicios o infraestructura, primero deberá realizar un análisis detallado de su estructura organizaciones, procesos, métodos, y necesidades reales; así como la capacitación de su personal tanto de TI como funcionales.

Por lo tanto es necesario tener en cuenta que una empresa que desee migrar a la nube, cualquiera de sus servicios o infraestructura, deberá tener en cuenta lo siguiente:

  • Debe contar con una estructura organizacional bien definida y conocida por todos.
  • Una clara definición y conocimiento de sus procedimientos y métodos, en todas sus áreas; sobre todo aquellas que estarán implicadas directa o indirectamente en la migración a la nube.
  • Conocimiento de sus objetivos estratégicos, misión y visión de la empresa o institución.
  • Capacitación del personal de la empresa.

Estos cuatro elementos generales, deberán contribuir a realizar un análisis adecuado y lo más objetivo posible, sobre la estrategia a emplear para la migración a la nube, que procesos pueden ser migrados y si realmente contribuirá a la mejora en la productividad y al cumplimiento de los objetivos del negocio; o incluso si la migración a la nube es adecuada para el negocio en un momento en particular.

La capacitación del personal no debe ser desestimada en ningún momento, ya que de ellos dependerá que el análisis realizado, refleje la realidad de la empresa o institución; así tanto el personal de TI como los dueños de procesos, y usuarios funcionales; deberán estar conscientes de la responsabilidad que les ha sido asignada. Por lo tanto, es importante saber cuando es preciso contratar un ente externo ya sea como apoyo o para realizar el análisis completo; y cuando es posible contar con el personal de la empresa para realizar esta tarea. Aunque, si se piensa que el personal de la empresa, no esta capacitado para realizar dicho análisis lo más probable es que la migración a la nube no sea lo más adecuado, al menos en ese momento; por lo que se deberán realizar acciones orientadas a la contratación de personal capacitado, o a la capacitación del personal ya contratado.

Por lo tanto, la computación en la nube representa un reto para aquellas empresas que aún no cuentan con una normalización de su estructura de negocio, lo cual es el paso previo imprescindible para incrementar las probabilidades de éxito en el proceso de migración a la nube.

La computación en la nube para los profesionales de TI.
En la sección anterior se destacó la capacitación del personal como elemento necesario en el análisis de la computación en la nube; en el caso del personal de TI este modelo representa una escalón más a ser conquistado por dichos profesionales.

La computación en la nube, traerá como consecuencia que los profesionales en el área de TI requieran conocimientos más amplios del entorno de negocios; principalmente aquellos que trabajen en empresas que no estén vinculadas al área tecnológica; como desarrollo de hardware, software, telecomunicaciones. Esto dado a que la computación en la nube, podría hacer prescindir de cargos como administradores de sistemas o programadores, en algunas empresas (o al menos se presente la reducción de personal en estos cargos).

Es por ello que los profesionales de TI deberán adquirir un perfil más gerencial y estratégico, de modo de complementar su conocimiento tecnológico con la alineación de las actividades económicas y productivas de la empresa; lo que generará sin duda profesionales capaces de contribuir de mejor manera a la consecución de los objetivos de negocio, a través del uso eficiente de las tecnologías de la información y comunicación.

Transforme Consultores, en su informe de “Perfil y Desafíos de la nueva área de TI en las Organizaciones” define 10 características del nuevo profesional de informática:

1. El liderazgo es la clave. El líder de TI es capaz de “navegar” la tecnología y la organización con la misma facilidad.
2. Experiencia en alinear la Tecnología con el Negocio. Hay que tener claro que la tecnología es un medio y un recurso más para llevar adelante los negocios de la empresa.
3. Conocimiento de la cadena de valor del negocio y la industria. Hay que desarrollar un conocimiento profundo de la cadena de valor del negocio, y la forma como la tecnología influye en ella.
4. Destrezas de relacionamiento interpersonal. La capacidad de relacionamiento interpersonal de excelente nivel se hace mucho más crítica con la llegada de la empresa extendida vía Internet, hay que interactuar con personas de otras culturas empresariales y personales fuera del “molde” de la propia empresa.
5. Capacidad para gerenciar. La capacidad para dirigir y supervisar personas, recursos, presupuestos, proveedores, contratistas y otros socios de negocios es esencial.
6. Destrezas para comunicar en forma efectiva. La capacidad de escuchar y tener destrezas de negociación, persuasión y manejo de conflictos trabajando bajo presión, son indispensables.
7. Habilidad para crear y administrar los cambios. La habilidad de crear e implementar cambios relevantes para el negocio, y administrar el procesos para no morir en el intento, es la clave para elegir a un profesional de TI.
8. Conocimiento y experiencia en una industria específica. Un requerimiento cada vez más común es que el profesional de TI venga de una misma industria, y la conozca bien.
9. Experiencia internacional global. Con negocios cada vez más internacionalizados, las empresas requieren que los profesionales de TI dominen el inglés de negocio (no solo el técnico), que puedan trabajar son problemas en varias culturas, que entiendan la forma de hacer negocios en otros mercados, que estén abiertos y sensibles a las particularidades de los negocios en otros países.
10. Destrezas para reclutar, desarrollar y retener profesionales de TI. La “grúa” es clave, porque como las aplicaciones con cada vez más estratégicos los recursos calificados también lo son.

Controversias de la computación en la nube.
Existen ciertas limitaciones o desventajas presentes en el modelo en la nube que impiden que logre convencer al público en general de migrar a este modelo empresarial (según wikipedia):

  • La centralización de las aplicaciones y el almacenamiento de los datos origina una interdependencia de los proveedores de servicios.
  • La disponibilidad de las aplicaciones está ligada a la disponibilidad de acceso a Internet.
  • Los datos “sensibles” del negocio no residen en las instalaciones de las empresas, lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información.
  • La confiabilidad de los servicios depende de la “salud” tecnológica y financiera de los proveedores de servicios en nube. Empresas emergentes o alianzas entre empresas podrían crear un ambiente propicio para el monopolio y el crecimiento exagerado en los servicios.
  • La disponibilidad de servicios altamente especializados podría tardar meses o incluso años para que sean factibles de ser desplegados en la red.
  • La madurez funcional de las aplicaciones hace que continuamente estén modificando sus interfaces, por lo cual la curva de aprendizaje en empresas de orientación no tecnológica tenga unas pendientes significativas, así como su consumo automático por aplicaciones.
  • Seguridad. La información de la empresa debe recorrer diferentes nodos para llegar a su destino, cada uno de ellos (y sus canales) son un foco de inseguridad. Si se utilizan protocolos seguros, HTTPS por ejemplo, la velocidad total disminuye debido a la sobrecarga que estos requieren.
  • Escalabilidad a largo plazo. A medida que más usuarios empiecen a compartir la infraestructura de la nube, la sobrecarga en los servidores de los proveedores aumentará, si la empresa no posee un esquema de crecimiento óptimo puede llevar a degradaciones en el servicio.
  • Por ellos algunos reconocidos actores de la libertad en la red, y profesionales destacados en el área de TI, manifiestan sus reservas o posiciones contundentes contrarias a la computación en la nube.

    Así, Steve Wozniak, cofundador de Apple hace 30 años prevé “terribles problemas” en los próximos años con el creciente desarrollo de la computación en la nube y la externalización de los datos; con respecto a este tema Wozniak escribio una columna para el sitio Gizmo (http://gizmodo.com/5932161/why-the-cloud-sucks), en la que detalla los problemas personales que tuvo debido a la falla en los servicios en la nube en su calendario de Google. La columna aparece días después de que un a periodista le fuera violentada su cuenta en iCloud, y los atacantes lograran borrar todo el contenido de su iPhone, iPad y MacBook. Wozniak asegura que debido a esto, los servicios en la nube producen un “pequeño sentimiento depresivo” de que uno no es dueño de nada de lo que hay en la nube, así como las compañías no cargan con la responsabilidad de evitar que hayan cambios imprevistos, que se borre la información o que simplemente un usuario siga usando el servicio tal como esta.

    “Nuestras ‘libertades’ vienen de la regulación. Nuestra Constitución dice que (tal o cual grupo) no debe hacer (tal o cual cosa mala). La regulación es la única forma en la que seremos dueños aunque sea en parte de lo que le confiamos a la nube. Creo que si los bancos están regulados y deben devolver el dinero que pierden si nosotros no tenemos responsabilidad en el hecho, ¿por qué tampoco la nube? Es mejor que esto se regule desde ahora y no dentro de 30 años, cuando ya será muy tarde”. Wozniak (2012).

    Richard Stallman, físico, fundador de la Free Software Fundation y creador del sistema operativo GNU; declaro en Septiembre del 2008 a The Guardian (http://www.guardian.co.uk/technology/2008/sep/29/cloud.computing.richard.stallman) que la computación en la nube es simplemente una trampa destinada a obligar a más gente a comprar sistemas propietarios cerrados, que les costaran más y más con el tiempo. Estos comentarios se hacen eso de los hechos una semana antes por Larry Elison fundador de Oracle, quién criticó la ola de anuncios de la computación en la nube como algo “impulsado por la moda” y “completa algarabía”.

    Stallman, quien es un acérrimo defensor de la privacidad, aconsejó a los usuarios a permanecer locales y aferrarse a sus propias computadoras.

    “Una razón por la que no debes usar aplicaciones web para hacer la informática es que se pierde el control. Es tan malo como el uso de un programa privativo. Haz tu propio cómputo en tu propio equipo con tu copia de un programa que respete la libertad. Si utilizas un programa propietario o algún otro servidor web, estás indefenso. Eres masilla en las manos de quien ha desarrollado el software.” Stallman (2008).

    CONCLUSIÓN
    La computación en la nube, como toda tecnología tiene sus ventajas y desventajas; el reto de las empresas y en especial de los profesionales de TI es reconocer las objetivamente y evaluar las implicaciones que puede tener su aplicación en los objetivos del negocio.

    Además, es importante que los profesionales de TI tengan en cuenta la importancia de reconocer las condiciones particulares de cada región (América Latina) y de cada país (Venezuela), ya que la computación en la nube esta atada a factores externos como la conexión a Internet – rendimiento, calidad – los proveedores de servicios, contratos de servicio e incluso las leyes de los países donde residen dichos proveedores en contraste con las leyes de los países donde residen las empresas.

    Por lo tanto, es fácil darse cuenta que los profesionales de TI están llamados a ser profesionales sistémicos con una visión y entendimiento más allá de la tecnología.

    Anuncios

5 comentarios en “Sobre la Computación en la Nube

  1. bank offshore dijo:

    Si bien la infraestructura virtualizada es más ágil que antes, los equipos de TI, con menos personal y presupuestos más ajustados, deben afrontar solicitudes de preproducción cada vez más frecuentes y con una gobernanza de bajo nivel. Simplemente, no pueden aprovisionar manualmente infraestructura virtual en hardware subutilizado para cubrir todas las solicitudes del negocio. Los usuarios finales se sienten frustrados y acaban conformándose con un acceso rápido a los servicios pero con proveedores privados de nubes públicas sin gobernanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s