15 chicos con inteligencia superior

FUERON seleccionados entre 44 aspirantes provenientes de varios estados del país

(Foto: IVIC)
Publicado el 25/09/2012.
Estudiar las funciones de un aminoácido, curar a los animales cuando ingrese a la universidad,buscar programas de televisión sobre dinosaurios, leer enciclopedias y manipular computadoras sin ayuda de un adulto, son algunas de las habilidades y aspiraciones mostradas por 15 niños, niñas y jóvenes cuyos coeficientes intelectuales son superiores a 130, cuando el promedio es de 100.La Fundación Motores por la Paz organizó recientemente una jornada de captación de talentos en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), en la cual participaron 44 chamos entre 4 y 19 años de edad provenientes de diferentes regiones del país.El grupo afortunado procede del Distrito Capital (5) y los estados Táchira (3), Zulia (2), Aragua (1), Carabobo (1), Nueva Esparta (1), Mérida (1) y Miranda (1). El coeficiente intelectual más elevado fue confirmado en una niña de cuatro años de edad procedente del estado Zulia.

Gerardo García, presidente de la Fundación, informó que 40 de los aspirantes aprobaron el primer test de evaluación, mientras que en el segundo solo pasaron 15. “Una cifra extraordinaria, porque en realidad esperábamos encontrar dos o tres. Todos estos niños son brillantes, en algunos casos son los primeros de la clase o tienen una característica especial que los distingue de sus compañeros”.

Asimismo, explicó que Órbita CI-130 es el primer proyecto de la Fundación Motores por la Paz dedicado exclusivamente a la Educación, Ciencia y Tecnología, con el cual se busca brindar apoyo integral a los pequeños diagnosticados con inteligencia superior a la media.

“Tener contacto con ellos es un proceso de aprendizaje continuo. Todos debemos sumarnos a la construcción de talentos en el país, es necesario crear espacios para la inclusión de esta diversidad intelectual”, dijo García.

La segunda fase del proyecto consistirá en estudios más profundos donde se pondrán de relieve aspectos complementarios del coeficiente intelectual, tales como “la parte emocional de los muchachos, los antecedentes familiares y el desarrollo de diálogos para la detección de problemas y la proyección de la ayuda personalizada”, aclaró Jorge Portilla, director de Órbita CI-130.

La prueba piloto de esta iniciativa fue el joven Miguel Alejandro Ramírez, cuyo coeficiente intelectual de 140 le permitirá estudiar Química en la Universidad de Los Andes (ULA) con apenas 14 años de edad. En el Ivic recorrió el Centro de Química, uno de sus potenciales sitios de trabajo en el mediano plazo.

Alexánder Briceño, subdirector del Ivic, aseguró que “muchos de estos niños tienen inclinaciones hacia la Ciencia, de allí nuestra relación con la fundación. La idea es apoyarlos con visitas guiadas por los laboratorios del instituto que les permitan detectar algunas áreas de interés. Es un actividad inédita en el país”.

Órbita CI-130 cuenta con el apoyo de la Vicepresidencia de la República Bolivariana de Venezuela; así como del Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación; el Ministerio del Poder Popular para la Educación; el Banco Central de Venezuela y el Ivic.

Si le asombran las destrezas de su hijo para hacer operaciones matemáticas, leer, hablar o escribir a corta edad, sostener conversaciones sobre temas difíciles o cualquier indicio de inteligencia superior a la media, comuníquese con la “Fundación Motores por la Paz” por el número telefónico +58212-639.4470; el correo info@fundacionmotoresporlapaz.org; la cuenta en Twitter @OrbitaCI130 y la página web http://www.fundacionmotoresporlapaz.org.

Prensa MCTI / Ivic

______________________________________________________________________

Hoy día creo que encontrarán mucho de estos niños, otros seguirán quedando atrás; solo pensar: que hay de aquellos cuyas familias no pueden llegar a las instalaciones del IVIC o donde sea que realicen estas pruebas?, o simplemente aquellas familias que jamás se enteren que estas pruebas se realizan en el país?.

Es por eso la necesidad de garantizar a todos y todas una educación de calidad, y no solo unas lindas instalaciones, unos excelentes laboratorios, lo que es sumamente importante sobre todo en el caso de niños con alto coeficiente intelectual; pero contar con profesores, profesoras, maestros, maestras, facilitadores, facilitadoras, o cualquier persona que se atreva a llamarse formador, formadora de otros, con un alto sentido de la responsabilidad, conciencia social y calidad académica  es esencial para cualquier niño, niña, adolescente o incluso adultos de cualquier coeficiente intelectual, contando con el personal capacitado (y bien atendido) para la formación y capacitación, será mucho más fácil identificar a estas personas que van más allá de la media – y ayudar a aquellos que no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s